Thursday, December 13, 2007

El camino de los peluches...

En Canberra, en la Kings Highway hasta la Costa, sobre todo en la parte entre Queanbeyan y Bungendore, hay muchos peluches clavados y atados a árboles.

A menudo están en árboles muy altos, y algunos de ellos han estado allí durante años. Es fácil pasar al lado de ellos sin conseguir verlos, a menos que estés atento al camino.

He oído que también hay unos cerca de Moruya.

Existen algunas teorías, pero en realidad nadie sabe porqué están allí ni quien los ha colocado en los árboles.

Se trata de algo muy curioso, puesto que normalmente los peluches suelen dar pie a que la gente los abrace y los mime y no es habitual que sean abandonados a merced de los elementos.

Así, mientras crece el misterio de los peluches clavados en los árboles, también crece su número.
Sería interesante investigar si cuando pasan tiempo en los árboles, cambia su carácter y se vuelven más salvajes y ariscos que aquellos otros que han vivido siempre entre cojines y almohadones.

No os perdais las fotos sacadas por Hil

3 comments:

pupupidu said...

Interesante documento... pues sí que es intrigante por qué hacen eso con los peluches... pobrecillos!!!
Desde luego que es interesante estudiar desde el punto de vista psicologico como les afecta el hecho de no vivir en el seno de una familia recibiendo cariño y siendo abrazados por las noches... Voy a investigar mas sobre el tema y quizas me anime a hacer una tesis sobre ello....

NuRieta said...

cuando tengas la tesis me la pasas a ver las conclusiones y demás...

Juanma said...

Estoy contigo Tatiana. Las carencias afectivas subyugadas a esa situación, podría causarles reacciones de rechazo e incluso patologías psicosomáticas de amplio espectro...desde luego merece la pena ser estudiado. ;-P