Thursday, May 18, 2006

Vueltas y vueltas



Cuando le toca baño al osito Carlos, mi hija lo pasa fatal. Y yo no puedo evitar reírme. “Esto no es de risa, ¿eh?”, me dice enfadada. Y se sienta delante de la lavadora para darle apoyo moral “tranquilo Carlitos, enseguida sales, no tengas miedo, que no pasa nada”.

2 comments:

Tatiana Lloret said...

Que foto tan tierna y ... triste!!
Me da una pena del pobre osito ...Pero es inevitable, de vez en cuando toca un lavado ! jejeje

Anonymous said...

noo poor little bear!